22 diciembre 2013

sacar la pelota jugada en navidad.

son casi vacaciones y puedo pensar con una claridad cristalina. me figuro a mí mismo en el día a día como cuando un equipo hace presión alta e intensa sobre la salida de balón. es difícil, en el día a día, pensar más allá del pase inmediato. has hecho muchos rondos y eso te ha entrenado para salir de atolladeros presionantes, cierto, pero no es lo mismo que pensar macro. como se ve que los futbolistas rivales se han ido a sus casas a comer polvorones, no tengo el asedio de los delanteros que me presionan como flechas, como lobos, y puedo sentarme, incluso, y mirar el verde. mirar el césped y hasta el estadio. pienso en cómo vivo, pienso en cómo trabajo. en qué podría hacer distinto. en qué podría hacer mejor. en qué se ha hecho. en cómo adaptar determinadas cosas a un medio mediterráneo. a un lugar de aceite de oliva. me sorprende todo lo que puedo pensar cuando no vienen los delanteros como lobos. vuelvo a los básicos y artículo todo desde el principio, desde los inicios, desde la salida del balón. me concentro en eso por hoy. hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada