19 noviembre 2012

el adiós de philip roth. un post sobre el origen y el colapso de las ganas, del brío.

I. leo la entrevista en la que philip roth cuelga la pluma. recuerdo la frase célebre aquella de freud en la que decía que con la edad, "la libido se vuelve viscosa", con esa manía que tenían los clásicos por escribir de una manera que sólo le entendían los suyos. supongo que para el lector de profesión distinta a freud, "libido" es deseo sexual. libido, hoy, ha de ser entendida como energía, como ganas, y si dice "viscosa" es que es un líquido. "libido viscosa" es que lo que antes salía fácil, casi solo y con brío, ahora le cuesta salir. el líquido se ha espesado. fluye torpe, fluye apenas. se encalla. lo de la edad habrá quien lo cuestione. gente mayor con libido fluida, gente mayor como un rayo. te deja pensando si es un fenómeno ligado exclusivamente a la edad o hay más. en esa especie de retirarse a las tablas que tienen los toros, poco antes de morir.

II. me quedo pensando en esto. aunque el pensamiento directo nos lleva a un fallo en la fuente, al fenómeno prostático, a debilidad en los tacos de salida, lo que podríamos resumir como una teoría del déficit. teoría del déficit: hay algo que explicar y lo vamos a explicar en base a que falta algo. y además, vamos a decir que falta algo por debilidad en su origen, como un corner tirado en corto. la otra posibilidad es que el origen esté más o menos como siempre y lo que haya sean fenómenos inhibitorios entorpeciendo, dificultando la salida del balón. ésa me la creo más. me llega más. no ya una teoría del déficit, sino una teoría del conflicto. primero la fuente. después lo que actúa sobre la fuente. después, lucha de fuerzas. después, vector resultante.

III. en neurobiología y creo que en tantas otras áreas de la vida, como la economía, la educación, creo que se impone una teoría sobre el fracaso y el éxito de lo inhibitorio. lo que entorpece a la fuente. fuentes muy intensas de origen, como pepe, con fracaso de las áreas inhibitorias. ahí las áreas inhibitorios atemperan una fiereza de fuente para templarla con resultado de un vector más adaptado a la realidad, a las necesidades de la realidad. no es adaptativo patear la cabeza de casquero, sí es adaptativo despejar un balón comprometido con contundencia. por el contrario, vector resultante debilitado por exceso de inhibición tampoco es adaptativa. lardín, julen guerrero, raúl.

IV. esto nos redirige la mirada hacia un estudio de lo inhibitorio allá donde antes mirábamos las fuentes. ¿qué publicidad lleva en la camiseta lo inhibitorio, quién lo esponsoriza a lo inhibitorio? la lista de compañías se hace interminable, pero tal vez no sus intenciones. inhibiciones patrocinadas por lo benigno, en busca de la templanza. inhibiciones patrocinadas por lo maligno, con una búsqueda escondida de la esterilidad. dejarte seco. objetivo: matar.

V. hace poco, philip roth escribió una carta a la wikipedia. quería que se corrigiera un dato que era erróneo sobre su persona, su vida o su obra. no recuerdo. la wikipedia le contestó a philip roth que él no era nadie para modificar la wikipedia. philip roth, fiel a sí mismo, a su ferocidad viril, su mayor seña de identidad, le montó el pollo a la wikipedia. el león rugía.

VI. la codicia económica, sea de las corporaciones o de las personas, es un indicador de fuente. pocas cosas, creo, hacen pensar que la codicia haya cambiado mucho a lo largo de la Historia. eso es fuente. los mecanismos reguladores de la banca y de la capacidad de endeudarse de los sujetos estuvieron ausentes, negligentes, despistados. no operaron. no atemperaron. en violencia humana, igual. si uno piensa, el deseo homicida no ha debido de variar mucho. el conocimiento de la sanción, la condena, la consecuencia pueden, eventualmente, frenar. pienso en coches: veloces (fuente), señales de tráfico (no les hacemos caso, nos la soplan), radáres (nos las soplan menos, los radares), multas, retirada de puntos (empezamos a hacer más caso), cárcel (caso).

VII. la primera vez que subí en metro en ny leí, en el vagón, "atacar al conductor supondrá X dólares y X condena". mi último referente era un autobús español de infancia, de adolescencia. el rótulo diciendo: "por favor, no distraigan al conductor". una vez, muñoz molina entrevistó a don delillo.

VIII. ¿estaríamos donde estamos de haber funcionado lo inhibitorio? ¿lo inhibitorio moral, lo inhibitorio penal? a ciertas ideologías no les gusta pensar en un inhibitorio exterior. les gusta pensar en la educación, en valores, en cultura, de tal modo que el sujeto realizaría su propio control. les resulta antipático la mera idea de un control externo. les es contra natura, supongo. no les casa con su mirada sobre la vida. con la mirada sobre cómo les gustaría que fuesen las cosas. a otras ideologías, les molesta lo inhibitorio porque sí. cualquier inhibición. el mercado debe autorregularse y se autorregula y punto. just let. por último, ciertas ideologías se edifican sobre la inhibición, su núcleo la represión. éstos, desconfían de la fuente.la fuente es, en sí, temida.

IX. la inhibición queda pues ideologizada.

X. tal vez, una adecuada regulación, una eficaz inhibición respetuosa con ciertas expresiones de la fuente sea la precondición no sólo para la preservación de la fuente, sino de la civilización misma.

XI. los coches automáticos llevan acelerador y freno y los controlamos. más o menos los controlamos.

XII. yo sólo quería decir que muchas gracias, philip roth. ha sido y es una compañía y un maestro para la vida. yo sí voy a seguir escribiendo sobre usted y leyéndole a usted y aplicándolo cada día.sólo eso. después, ya ve, me he liado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada