20 noviembre 2011

a dos metros bajo tierra y elecciones.

I. ayer empezamos a ver "a dos metros bajo tierra". lo primero que pienso es: "todas las series me remiten a lost", con esa mezcla entre la gratitud por la obra maestra y el resentimiento contra ella por haberte arruinado todas las demás.

II. superado eso, te sumerges en el mundo de la muerte. de esa funeraria. acercarse a las cosas temidas de modo repetido te hace bajar el miedo por puro desgaste. como ese cinturón marrón de cuero, tantas veces puesto. tantas quitado.

III. lo tercero: ¿qué es esto? dos maneras de enfrentar la violencia y otros afectos. dos estilos de esfínter anal: uno más contenido, más retentivo. heces en olla a presión. dos anillas naranjas presagian la explosión.las emociones contenidas. contenidas no. reprimidas. es una diferencia de presión. la otra, más allbranizada, más fluida, más natural.

IV. como las elecciones de hoy. maneras de vivir.

4 comentarios:

  1. Una de las mejores series, por no decir la mejor que he visto. Sobre todo el maravilloso final que te deja sin respiración y con unos ojos muy hinchados (en mi caso, no como Lost)
    Son unas temporadas que te enseñan a mirar las cosas de otra manera, de forma involuntaria. Y eso se agradece.

    y sí, lo de la olla a presión llena de mierda es lo que pasará en las elecciones de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Es serie excelente, quizás la acabes poniendo a la altura de Lost.

    ResponderEliminar
  3. A dos metros te puede cambiar la vida. LOST se olvida, pero los Fisher te acompañarán siempre :_)

    ResponderEliminar
  4. Totalmente enganchada a la serie. Es casi tan buena como tus posts!

    ResponderEliminar