28 enero 2012

encogidos, replegados por el miedo crónico

I. la primera es sobre el miedo. el miedo agudo todavía. para no caerse por los terraplenes. como el carruaje de pascal. pero el miedo crónico, eso, ¿a quién le va a hacer algún bien el miedo crónico?

II. lo hablaba ayer con a. el día que el cholo simeone aterrizó en barajas. ahora. ya de entrenador. lo veías atravesar la terminal comiéndose el aire y pensabas: éste no tiene miedo. éste tiene ganas. pero miedo no. recuerdo cuando las cosas empezaron a cambiar en el barça. jugaban en milan. con frío, creo. ganaron 0-1 y marcó giuly. la cosa era estar en cualquier situación, en cualquier lugar como si estuvieras en casa. la seguridad adentro. desde adentro.
ese buen calor. como esos postes encendidos en llamas de las terrazas de invierno, pero adentro.

III. me decía p que estuvo visitando a un amigo pintor. un clásico. tiene más de ochenta. tenía ya diez cuadros listos. pero eran oscuros, negros. el pintor clásico se quejaba: "es la Realidad de españa que está fatal y me contagia, me contamina". p le dijo que los tirase. los cuadros. fuera. a la mierda. "¿a ti qué cojones te importa la Realidad de españa con 80 años? ¿tú que estabas haciendo antes? ¿tú qué pintabas? pues sigue pintando de eso". no tenía, el pintor clásico, la Realidad domiciliada. se lo agradeció mucho. ahora ha vuelto a pintar la alegría.

IV. contaba @elenasanchezra (que la practica) una conferencia: the art and science of happiness. en davos. hablaba, @michaeljordaan. "happy people are 40% more productive; people who help colleagues 60% more likely to be promoted". no sabemos si habrá una salida pero si la hay no llegaremos a ella por el corredor del miedo.

V. cualquier campo rival como estadio propio. el póster de elvis costello siempre te ha mirado, un ojo no acaba de congeniar con el otro, y siempre con esa portada de disco. ese título. esas letras: confianza. ¿no lo verán esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada