11 abril 2012

por qués

I. r sigue, erre que erre, en su cruzada contra la Esperanza. dice que la Esperanza nos angustia. su argumento: "si a mi me dicen: mira, tío, tu vida es una puta mierda. es la vida que tienes y ya está", a mí eso me tranquiliza. la vida sólo puede ir a peor. esos telefilmes americanos de la siesta, con el padre abrazando a la hija diciendo: "everything will be ok, darling". eso lo enerva. cierto es que me parece percibir que vive con el mismo desapasionamiento y con la misma relatividad la Esperanza y el Apocalipsis. una vez le dije el eslógan vital que mi padre me transmitió (mi herencia): "nunca pasa nada" y vi en sus ojos que le gustaba. que lo había adoptado. mira con descrédito a la Esperanza y al Apocalipsis. in short.

II. si la gente de verdad fuera tan creyente, tan religiosa, llevarían música de esa, de procesión, en el ipod. o no?

III. me dijo que cuando tienes a lo largo de tu carrera varias amenazas de muerte te das cuenta de que algunos no te matan porque no les compensa, otros porque no se atreven, otros porque saben que la tortura lenta es un placer más sostenible y dulce que el asesinato y otros no te matan porque aún les sirves. solo por eso. en general te matan poco. nunca pasa nada.

IV. ¿para cuándo contaremos con una n (una muestra) significativa, estadísticamente significativa, de intentos de borrado de tatuaje? ¿cuándo?

V. me preguntó : "¿qué es lo que hace que la gente no se vaya de este país?". le dije que lo preguntaría en twitter pero he estado afónico así que no he podido, claro. él apuntaba a los afectos. "la gente tiene afectos". vincent lo miraba como las vacas al tren, como diciendo, ¿cómo va a ser eso?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada