27 octubre 2013

en las ruinas del futuro

I. el jueves me arrancaron una uña del pie. ya me la habían operado antes pero no funcionó. la cosa en sí no estuvo mal. pensé que estaba en buenas manos y que yo no me operaba a mí mismo. yo no tenía tarea en la extracción de la uña. tenía tarea en mí. la tarea de regularme los afectos. me tumbé y me los regulé. para los que piensan en la inutilidad del arte, sólo decirles que ahí tumbado se me ocurrió que esto tenía un título. el título era: "ecos de sayid". yo era el torturador irakí torturado y estos eran ecos. ecos de aquello.

II. las curas diarias son lo peor. se me pegan las cosas y he de despegarlas. tardo un siglo. cada mañana tardo un siglo. esta mañana la cosa estaba particularmente pegada y no podía. ha habido un momento en el que he pensado ponerme a llorar. pero, ¿para qué? estoy metido en ese cuarto de baño. la visión es tan horrorosa que a quién meto yo en esto, a ver esto, y ¿para qué? todo se acaba y he salido. sé que mañana habré de volver. el trauma del dolor que ha de volver. ecos.

III. ayer en el partido, hubo un momento en el que también dolió. vi a xavi, a iniesta, combinando entre sí, messi por lo que sea no estaba en la imagen, y vi, asomados al balcón del área, en ellos, las ruinas de roma. las ruinas de aquel esplendor del equipo de guardiola. fue triste.

IV. por aquellas paradojas de la vida, luego vi "a roma con amor" de woody allen. de este último woody allen del que ya no esperamos nada. como dice la cuñadita, woody allen es ahora una agencia de viajes. desde no esperar nada, la disfruté, me reí. había visto el día anterior "shutter island" y había yo asumido que scorsese, woody allen, no digamos coppola, hacía mucho que sabían que ya no harían una película mejor, que ya la habían hecho hacía mucho. fue raro.

V. no arda, no party. no juega arda turan hoy. no todo el mundo sabe que arda turan es desmond hume. así que not penny's boat hoy tampoco.

VI. ancellotti no sacó a los niños de la alegría. a los niños del coro. sacó la escuadra solemne, la escuadra del miedo y se dejó la marmita, el milagro, la aventura, el niño ángel y toda esa frescura en el banquillo. isco sonreía con puyol calentando en la banda. karim benzema, el del Gran Nombre, ese cruce entre príncipe árabe elegante y búfalo, salió como miembro del equipo pro alegría y dejó un sonido congelado en las memorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada