26 noviembre 2010

sobre hombres y mujeres


I. a mis amigos les gusta mucho love of lesbian. a mí me gustan pero no tanto. a mí, que soy un inculto musical severo, me va más la mala hostia, la guerra. la energía. ayer aspiré el suelo con auriculares. rosendo mercado en el iphone. me reencontré con algo. con algo bravo. con algo bueno. con algo muy mío.

II. tienes las claves. las claves del que de verdad eres. aquel sobre el que ha caído tanta amenaza, que se ha recubierto de miedo. te das cuenta de que eres como un lacasito. todo el envoltorio es miedo. hablo del falseamiento de uno mismo que tan bien nos sale.

III. me pregunto si es posible la relación entre un hombre y una mujer. si todavía lo es. si alguna vez lo fue. no hablamos de esto. el dr a dijo que esto, al final, no era más que una lucha por el falo. entendiendo por falo no el pene sino el poder. que es eso y ya. que uno de los dos domina. el otro se deja, puede que encantado. el otro muere. o el otro se va. o no se va pero sí se ha ido porque emocionalmente no está. ha tomado una distancia interior. si te pasas la pantalla de la nintendo llegas a la mutualidad. tal vez un mito. una utopía.

IV. lo útil, lo valiente, es preguntarse cómo contribuye uno a sus dificultades en las relaciones. cómo las perpetúa. esto en contraste con sentirse una víctima inocente del otro. de los otros. cada persona tiene dos-tres maneras preferidas, no más, de inducir malas reacciones en el otro. de perpetuar. ahora viene el descanso. y en el segundo tiempo, una vez asumido que contribuyes y de ver cómo contribuyes, te preguntas cuál es el sentido de perpetuar el mal rollo. para qué te sirve. por qué no quieres pasar a la siguiente pantalla. a lo mejor tú crees que quieres. y a lo mejor una parte de tí quiere pero lo teme. tercer step. ¿qué miedos me despierta acceder al modo que quiero?

V. no sé. son sólo ideas. para pensar.

6 comentarios:

  1. Ideas peregrinas. Mientras las escribías, has encontrado la respuesta.
    Tus miedos, los has ido enumerando, y son los mismos temores universales compartidos tanto por hombres como mujeres.

    En el amor hay que ser valiente, no esconderse ni hacerse preguntas. Dejarse llevar e ir improvisando sobre la marcha...
    Pero somos cobardes.

    Nuestro corazón es el tesoro que más celosamente protegemos, y no dejamos que cualquiera acceda fácilmente a él.

    Las relaciones son complicadas, pero tienen su truco: mimarlas, regarlas a menudo, respetarlas, cuidarlas y evitar las plagas de hormigas negras.

    Luis. Si sigo me hago un ensayo. Aquí lo dejo :)

    ResponderEliminar
  2. Ah!
    Y sí, sigue siendo una lucha por el falo.

    Yo no muevo ficha si tú no mueves primero, yo no te digo te quiero si tú no me lo dices antes, yo no te abrazo si tú no me la chupas...

    Agotador.

    ResponderEliminar
  3. A J no le gustaba nada Love of Lesbian. Y acabó siendo FAN. People can change.
    De qué sirve tener las claves si no se puede ser honesto con uno mismo? Jo.

    ResponderEliminar
  4. Papuchi29.11.10

    Los dilemas es una pérdida de tiempo intentar resolverlos es mejor eliminarlos. Son como el botón pequeño que te encuentras en el bolsillos del pantalón, lo mejor es guardarlo otra vez o tirarlo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo29.11.10

    IV. Segundo tiempo: inducir y perpetuar el mal rollo para que sea el otro el que te empuje a la siguiente pantalla, porque a ti te da miedo saltar. Tercer step: miedo porque aunque es lo que quieres, es un entorno inseguro, no controlado, lleno de incertidumbres. Idea fuerza: ¿acaso estás seguro en el entorno controlado?, ¡ja!, y encima muerto de asco.

    V. Es lo que se me ha ocurrido, así, a bote pronto. No sé si sirve.

    ResponderEliminar
  6. I. Stronger, eres una genia.

    II. Perpetuarse es mantener la ilusión de la no-incertidumbre. Perpetuarse es también no saber, no poder.

    III. La lucidez es un flipe, pero te llena de soledad... la misma soledad que antes, pero con conciencia, es decir, sin red.

    ResponderEliminar