07 octubre 2011

auster ya no vive aquí

I. como vuelvo a estar medio ciego otra vez, escucho en el ipad la conversación, la segunda de ellas, entre paul auster y vila-matas. le pregunta auster cuánto tardó en escribir "bartleby y compañía". 25 años. todo comenzó por un homenaje al poeta catalán foch, quien en su discurso de homenaje a los 85 años anunció en público que ya no escribiría ningún poema más. esto a evm, que está entonces empezando, le intriga, qué le lleva a un hombre a tomar esa decisión. además de intrigarle, le angustia, le preocupa. dice que pronto en barcelona, todos saben de su preocupación. esto llega a oídos de foch, quien telefonea a pere gimferrer para que le diga a vila-matas que no se preocupe. que el poeta no escribe más poemas, pero que los sueña.

II. hoy otra conferencia. otra provincia. ya que no puedo viajar, perder países, pierdo provincias. he hecho el viaje con una conjuntivitis muy molesta que me ha impedido hacer mi último rito para esto. el rito es imaginar maneras radicalmente distintas de orientar la conferencia durante el viaje. pero hoy con no estrellarme ya tenía bastante. así que no he hecho el juego. de todos modos, el juego que más me gusta es sentarme, que me presenten y en ese momento confiar en que se me ocurra algo. ahora empiezo preguntando si hay algún alma sensible en el auditorio. esto los congela. "si hay algún alma sensible hay puertas a ambos lados. voy a empezar".

III. mi anfitrión ha sido una de las personas que más sabe de fútbol del mundo. jesús es hijo de felipe mesones, el legendario jugador y entrenador argentino y es tremendo porque ve más que los demás. ve desde adentro. la semana que viene os lo presentaré en twitter.

IV. lo que más me gustaba de jobs era la idea del uniforme. los vaqueros, las zapatillas blancas, el jersey negro, las gafas redondas, el pelo muy corto y ATPC. este tema yo no lo tengo resuelto.

4 comentarios:

  1. puede que foch soñara el poema que más temen.

    ResponderEliminar
  2. Tus april son como los temas de Steely Dan, preciosas melodías arropadas por arreglos sofisticados y elegantes, que precisan de varias escuchas con auriculares para apreciar todos los matices. Los april necesitan de varias lecturas para pillar los guiños ocultos entre los surcos del vinilo

    ResponderEliminar
  3. Henry Henry, además qué bien escribes.

    ResponderEliminar
  4. la verdad es que sí. Henry no sólo dibuja notas con su guitarra. henry es la melodía

    ResponderEliminar