16 octubre 2011

huffington y el presente continuo.

I. estamos tan enfadados (y con razón) con lo que los dueños del dinero nos han hecho, nos están haciendo, que corremos el riesgo de que se nos olvide pensar. el cabreo y la multitarea están reñidos porque el cabreo te vuelve cabo unido a punto de amarre. te quedas ahí. sujeto de una sola pasión. perro de un solo juguete.

II. todo esto a partir de la entrevista a huffington en el país. lo más estimulante no es lo que se le ocurre, sino que ves, puedes ver, cómo se le va ocurriendo. su tiempo, el tiempo, es el presente continuo. ese es el tiempo bueno. otra cosa bella es ver cómo durante ese proceso de pensar va cambiando la idea. no se ata a la idea primera.

III. en mi caso, muy modesto, claro, es decisiva, creo, la distancia. la inercia de los días aplastantes, devoradores, me convierte en mosca contra cristal. en la estación alcachofa me alejo, me enfrío, dejo aparte el detalle, miro amplio y pienso no cómo es la cosa ahora, sino cómo parece que va a ser. siempre hay señales. mientras piensas cómo va a ser, ya está siendo.

IV. mientras escribo esto, el gurú @CarlosGRBL me envía una app de huffington precisamente, _PaulaMoro_ me dice dónde encontrar una entrevista con arianna en una web. esa es la otra Fuerza. la sinergia de la cadena humana. cerebros online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada