21 marzo 2011

cash converters. esa historia de amor.

I. merece la pena revisar la historia. la Historia. la cuñadita y yo teníamos una de esas cadenas de alta fidelidad que en su momento fueron la polla. o que creimos que lo eran porque ya no se sabe. ya no se sabe nada cierto. sobre todo si es del pasado. el caso es que nos perseguía en cada mudanza y no la utilizábamos. nuevos juguetes habían desplazado a woody y a buzz. mou ya daba la tabarra en españa. todavía no habían sacado cajas de galletas con su foto al costado. no era el futuro. hartos de verla ocupar un espacio que no teníamos, la llevamos una memorable mañana al cash converters. nos dieron tan poco dinero que ni me acuerdo la cifra, pero nos dieron mucho más. nos dieron una obsesión. una fijación enfermiza fértil. el mundo cash converters salutes you.

II. entramos. estaba todo lleno de tipos con pinta de delincuentes y de delincuentes conocidos. un tipo con un martillo pilón entra en escena. viene de la calle. no queda claro, no me queda claro si está taladrando la calle y viene a por un vaso de agua. si viene a vender el martillo. o si viene a reeditar doble cuerpo y atravesarnos el abdomen. unos segundos. la 2. es la 2. la b. me mira el reloj. le miro el dni. sabe que yo sé. sé que él sabe. es una fracción de segundo. estamos on line.

III. al fondo, no muy profundo, un letrero dice: no se acepta material robado.

IV. el niño, que está en formación (avanzada), pregunta a su madre: ¿por qué en este sitio siempre hay coches aparcados con un hombre dentro en el puesto del que conduce con el motor encendido? de los no motorizados, uno vigila y el otro entra. por una puerta compran la mercancía. por otra, la venden. es el negocio más próspero de la ciudad. los domingos cierran. los domingos avituallamiento.

V. voy al calderón. las alineaciones en los videomarcadores, patrocinados por...es una señal, otra señal.

VI. este recopilatorio viene al caso de que he caído en la cuenta de que por injusticias históricas, de esas de época, nunca coexistieron en el tiempo cash converters y los radiocassettes de coche.

VII. solo por eso. fundo a negro. por ahora.

11 comentarios:

  1. Papuchi Al.21.3.11

    Para llegar a American Story X y Uno de los nuestros hay que pasar por los cash converteres antes.El niño¿qué?¿aprende?

    ResponderEliminar
  2. creo que debieras imprimirle la escala esa de maldad del doctor stone. la que le cuentas en las comidas. solo se sabe el nivel 22: tortura prolongada con resultado muerte siendo la tortura la motivación primaria.

    ResponderEliminar
  3. A mi amigo le desapareció el violín. Es un virtuoso del violín y tenía uno casi tan bueno como la cadena Hi-Fi-la-polla (jaja). El caso es que tras una audiencia, se despistó un segundo y el violín voló.
    Al cabo de una semana un alumno suyo le dijo que vendían un violín en el cash converters por 6000€. Mi amigo fue a verlo. Era su violín. Pero no venden material robado.

    ResponderEliminar
  4. Yo me dejé mi pasado en el Cash Converters. Fui tantas veces que acabé siendo asesor informal en tema de guitarras. Hasta le ayudé al dependiente a cambiar las cuerdas a una para que tuviera mejor presencia, lo hice por la guitarra, me daba pena verla tan desarrapada. Las guitarras en los Cash Converters son como los perros en las perreras. Con solo un vistazo sabes cuales nunca van a ser adoptadas.

    ResponderEliminar
  5. Henry, te seguiré hasta el final...

    ResponderEliminar
  6. Al Papuchone22.3.11

    El niño a estas alturas debía saberse la escala entera y haber practicado las 10 primeras,en el fútbol hay demasiada competencia y haciendo Económicas llegas a cajero en un MC Donald.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo22.3.11

    Igual ya lo has leído Luis,
    http://www.quepasa.cl/articulo/6_5038_9.html

    ResponderEliminar
  8. La había leído pero la voy a releer. Y te agradezco mucho que la pongas aquí, así, quien quiera podrá disfrutarla. Muchas gracias. Yo creo que don delillo no tiene teléfono móvil. Imagínate whatsup

    ResponderEliminar
  9. Oh, yo también caí en el influjo del Cash Converters.
    Yo era un Henry de los relojes huérfanos, cualquiera con una esfera grande acababa prendido en mis muñecas.
    Y también enseñé a un dependiente a limpiar la esfera con cariño y la correa a darles el brillo y esplendor que un día les unió a una muñeca.
    Un día de debilidad yo mismo llevé a mi pobre AF 601 allí, nunca me lo perdoné, no pude recuperarla, hubo otras pero nunca fueron ella...

    ResponderEliminar
  10. My cousin recommended this blog and she was totally right keep up the fantastic work!

    cheap cialis

    ResponderEliminar
  11. Anónimo20.12.12

    Cash and converters, no hay peor negocio que este que fomenta el robo y la delincuencia donde se agolpa gentuza independientemente de su nacionalidad. En España es así, es asqueroso ver como algunos esperan en la puerta mirando haber que llevas a vender y van como mendrugos a comprar electrónica o ver que tienes. Da asco ver como vas a vender algo por necesidad o porque de verdad no lo necesitas y tienes ahí a mendigos con una PS3 con la bolsa del Hipercord recien "prestada", o la bicicleta dejada por un chaval para comprar el pan ... en vez de dedicarse a buscar trabajo y cotizar. No sabeis la pésima imágen que dan estos negocios a los barrios donde se instalan de pronto tu barrio se convierte en algo asqueroso.

    ResponderEliminar