31 diciembre 2011

el por qué de las series. más sobre la erosión.

I. la pregunta es por qué la gente que sigue casada, sigue casada. por qué esa gente no se ha divorciado. dada la tasa de divorcio, el estudio del caso individual nos impide el estudio de la situación general, y por tanto nos priva del estudio de la erosión universal como responsable del divorcio. #piénsalo.

II. six feet under empieza siempre con una muerte. es, en esto, el negativo fotográfico de house, que empieza con una casi muerte. no hay muerto no hay capítulo. tenemos ya al muerto fijado, y entonces ya nos podemos dedicar a mirar cómo se mueven los vivos. hay una muerte y empieza la vida. normalmente en las series, como en la vida de todos nosotros, la muerte está difusa, infiltrada, agazapada, por ahí. aquí la carpeta pega la hostia al principio. es, en cierto modo, un toro afeitado esta serie en esto. #creo.

III. el por qué de las series. uno, la familiaridad con unos personajes a los que quizás lleguemos a conocer más que a los que nos rodean. y dos, sobre por qué las series, es que nuestra relación con cada personaje no está expuesta al fenómeno de la erosión implacable presente en cada relación de a dos. esas ruedas de los carros de ben-hur. ese acuchillamiento continuo silencioso que tiene la cercanía. cristales casi imperceptibles que se van acumulando. dicen que en el cinturón del anillo olímpico de roma los coches no se detienen porque se rocen porque siempre se están rozando. #eso dicen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada