29 septiembre 2012

ensayando el oceanicazo (I)

I. me invitan a dar una conferencia en bilbao. les gustaría que la diera sobre planificación. planificación  macroscópica. así que me voy a dar una conferencia sobre planificación a bilbao sin paraguas, sin chubasquero y sin power point. en realidad no. en realidad paraguas llevaba pero tengo la costumbre de perder una o varias piezas por cada control policial y en éste, el primero de cuatro, pierdo el paraguas. chubasquero no tengo. power point tampoco. allá vamos.

II. ya en el avión me siento y a mi derecha está, viajo ahora con él, el niño aarón. aaron lleva una mariquita, me dice su madre. miro la "mariquita". me resulta muy difícil descifrar qué animales son en realidad los juguetes de los niños y aunque no lo veo nada, pero nada claro, lo dejo pasar, lo dejo correr.

III. está todo el vuelo lleno de asiáticos y eso me tranquiliza porque pienso que los asiáticos no se matan, no se mueren, pero miro otra vez a aaron y pienso que no se matan pero se hostian y se ponen muy celosos en las islas.

IV. recuerdo aquello de vila-matas de que la vida se la juega uno en su casa por mucho que uno viaje, para tranquilizarme, pero no me tranquiliza en absoluto esto porque en la mía, en mi casa, anoche se me olvidó activar el modo avión y la cuñadita no anda nada contenta con los constantes push de los mails que entran. o sea, que si la vida me la juego en mi casa lo mismo la pierdo. si me la juego en el control policial pierdo el paraguas y si me la juego en el avión me hostio y me caigo en una isla y tendré que ponerme celoso de una mujer que no es la mía, a la que ni siquiera quiero. vincent está en camino, un vincent feminizado y ya me da miedo mirar los números, cualquier número. pido un boli a la mamá de aaron y me dice que no tiene. al rato me dice que tiene un lápiz. al rato

V. caigo en la cuenta de que no sé, realmente no sé, aquí anotando con mi lápiz prestado, si hemos despegado o no y además me da igual. en cualquier caso, en mi casa, donde me juego la vida y la voy a perder, no estamos.

VI. empiezo a abandonar este post y abordo la conferencia dispuesto, como de costumbre, a cambiarla toda en el último momento, pero no sé para qué dado que la perderé en cualquier control policial. me irrita que me voy a poner el cinturón de seguridad y me está pequeño, ahí había alguien más delgado que yo. me he levantado muy temprano, planificando un desayuno que luego he olvidado por completo tomar y hay gente más delgada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada