17 septiembre 2012

una victoria que es una derrota. el anti-cholismo.

I. ayer fue una victoria de las que hacen daño. no de las que hacen daño, sino de las que dejan daño. una victoria con cicatriz fea. más importante que tres puntos es la identidad. son las señas. el quienes somos. más aún, si están frescas y preinstaladas unas señas de pupismo y derrotismo romantizadas. estábamos en plena muda de piel de serpiente, hacia una dura, combativa, "apretona" y por ahí tras la esquina se vuelve a asomar la vieja cara, el viejo Yo, el niño irresponsable e imprevisible, el hombre que no se atreve a serlo y se hace el niño.

II. simeone, frío como él solo, (¿quién le ha oído cargar contra sus jugadores, árbitros o lo que sea?) sacó la rueda de prensa de la nevera. "me precipité en los cambios. la responsabilidad es mía". pero todos, toditos, saben que eso es lo que ha sacado a la barra del bar. que en la cocina tiene otra cosa. todos saben su pasión por el orden, por la intensidad, por la concentración, por atacar desde la seguridad defensiva, por un equipo junto. justo lo que no hubo ayer.

III. qué vamos a ver: cambios mucho más tardíos en los partidos y que no alteren el orden táctico, un solo delantero, no dos, al cata díaz relevar a uno de los dos centrales despistados de ayer. qué van a sentir: el aliento en el cogote, caras más serias, distancia emocional, gran peligro de perder la confianza del entrenador, competencia interna.

IV. en la barra, en la RP, un plato. en la cocina, otro. en la cocina hay tensión. en la cocina no ha gustado nada pero nada el banquete del domingo. el retorno al guión de "el cazador" de michael cimino. la selva, las pinturas de guerra, las jaulas trampa, esos arrozales en los que te muerden las ratas. hemos llegado así. en la cruel selva, cuidándonos de pisar las hojas secas con tiento, que no se nos oyera, agazapados y asestando el golpe brutal e inesperado.

V. restaurar la copia de seguridad cuanto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada